La radio es un instrumento poderoso para evangelizar y educar. Puede inspirar, educar y reforzar los valores morales positivos del oyente. La radio es una herramienta perfecta de evangelismo y discipulado para aquellos que quieren investigar el cristianismo, que están aislados y no conocen a otros creyentes, o para aquellos que buscan un sentido y esperanza en sus vidas.

Movilizar a  cristianos nacionales ayudándolos a obtener los transmisores y las antenas necesarios para lanzar los ministerios de radio es uno de nuestros principales objetivos de nuestra misión. Por ejemplo, Radiodifusión Misionera en forma anual: ayudamos a una o más estaciones de radio a actualizar equipos antiguos y reemplazar torres y antenas para que se escuchen señales claras en su área.

El impacto de nuestras estaciones de radio afiliadas, operadas por creyentes locales, es abrumador ya que los oyentes responden a nuestras estaciones asociadas con testimonios de cómo han sido tocados por los programas. Nuestras estaciones de radio afiliadas están ubicadas principalmente en áreas rurales donde sintonizar la radio es algo cotidiano, ya sea en el trabajo o en el hogar. La radiodifusión sigue siendo relevante, aunque ahora tenemos radio por Internet y demás, porque más del 67% del mundo no tiene acceso a Internet, hay 4.600 millones de personas que todavía necesitan acceso a la radio para escuchar la Palabra de Dios.

¿Se asociará con nosotros para utilizar la radio para proclamar el evangelio? Su compromiso mensual o donación única hará una diferencia en muchas vidas.